Posteado por:
YoInvierto
Administrador



El apetito de riesgo

¿Qué cantidad de riesgo debes asumir a la hora de invertir tu dinero? En el siguiente artículo y a través de 3 sencillos pasos te orientaremos sobre la cantidad de riesgo que debes asumir en tus inversiones.

¿Qué es el apetito de riesgo?


Ahorrar e invertir abarcan diversas modalidades de riesgo, por ejemplo:

El riesgo de que una institución puede caer (riesgo por defecto).
El riesgo de que tu dinero no aumentará de valor con el tiempo con respecto a los precios (riesgo inflacionario).
El riesgo que existe con el alza y la baja de los precios (volatilidad).
El riesgo de que pudiste ganar más invirtiendo en otra parte (riesgo intrínseco de rangos).

El truco aquí consiste en hacer un balance entre estas diferentes clases de riesgos.



Lo que tu considerarás un buen balance entre los riesgos puede depender de:

Tu actitud personal frente a los riesgos.
Tus metas a la hora de invertir, el tiempo y la necesidad que tengas de recuperar ganancias.
Tus circunstancias personales - cuánto estás dispuesto a perder (tu capacidad de pérdida).

Tomando todos los valores anteriores podemos formar lo que llamamos 'apetito de riesgo'.

De los tres factores mencionados anteriormente, tu capacidad de pérdida y tus metas de inversión son los más importantes.

Tu actitud personal ante el riesgo es algo difícil de medir en términos absolutos, ya que puede cambiar súbitamente, lo que ayer pudiste considerar como un riesgo aceptable, puede cambiar en cuestión de días.

Cómo miden tu apetito de riesgo los asesores financieros.


Algunos asesores financieros te harán preguntas para medir tu actitud frente a los riesgos, pero recuerda que tu capacidad para asumir pérdidas y tus metas de retorno de inversión son dos de los factores más determinantes a la hora de hacer un balance de riesgos adecuado para ti.

Cómo evaluar tu apetito de riesgo


Sigue los siguientes pasos para darte una mejor idea de tu apetito de riesgo.

Aprende a conocer cuánto eres capaz de perder.

Pregúntate a ti mismo qué podría pasar si pierdes algo del dinero que has puesto en la inversión.

Esto dependerá de tus circunstancias personales y cuánto dinero has puesto en la inversión.

Piensa en las personas que dependan económicamente de ti, y otros compromisos financieros ineludibles que no puedas evitar cumplir.

Reflexiona sobre tus metas y el tiempo para alcanzarlas

Tus ahorros y tus inversiones dependerán de tus metas y el plazo para alcanzarlas.

Mientras mayor sea tu meta en relación a tus ingresos o lo que desees invertir, mayor será el retorno de inversión que se requiere para evitar la inflación y alcanzar tu meta.

Llevando a cabo inversiones sin riesgos podría convertir en imposible tu meta, pero asumiendo riesgos muy altos podría llevarte a la pérdida parcial o total de tu inversión.

Siempre es bueno contar en todo momento con una mezcla de inversiones tanto a corto como a largo plazo con eso estarás combatiendo la volatilidad del mercado.

Entiende tu actitud personal frente al riesgo

La actitud ante el riesgo es algo subjetivo y que puede verse influenciada por diversos factores que en el momento de hacer la inversión quizá no tomaste en cuenta.

Cuando el mercado tiende a subir normalmente nos sentimos con la confianza de asumir más riesgos, pero debemos entender que el mercado también tiene bajas y nuestra actitud puede cambiar drásticamente en poco tiempo.

Muchas personas no se sienten cómodas con la idea de perder dinero incluso si ello conlleva la posibilidad de aumentar las ganancias.

Una de las mejores técnicas es la diversificación de inversiones, con esto no sólo amplias tus posibilidades de ganancia sino que también ante una posible pérdida en una inversión podría haber una ganancia en otra.

0 Comentarios


Cargando comentarios espera un momento...
No tienes permisos para comentar.

Para poder comentar necesitas estar Registrado. O.. ya tienes usuario? Logueate!
Ir al cielo